domingo, 24 de octubre de 2010

Mi Cosita




Actualmente vivimos en un edificio, más bien un condominio que consta de dos torres de 20 pisos, muy tranquilo y acogedor. LLegamos a quí gracias al terremoto ya que yo nunca quise volver a subir a nuestro departamento que estaba en el piso 6.


El asunto es que mi marido rápidamente buscó un departamente más grande y en el 1er piso, cosa extraña en estos día ya que el 1er piso es usado para otras cosas.


Pues bien, al llegar acá la mejor cosa que me puede haber ocurrido es que el condominio contaba con una gatita, que ya estaba operada, y era de todos y de nadie. De a poquito la fui "aguachando" y ahora Cosita es nuestra. Venía ya con ese nombre al que nosotros le quitamos la S porque nos resulta más fácil llamarla cuando llora o hace travesuras. Ella ya responde al "Coty, Coty, Cotyyyyy" que lanzamos a modo de gritito. Llega corriendo y sentimos sus pasitos por la casa. Es muy amorosa y se ha adaptado bien a nustros espacios y costumbres.


De más está decirles que yo la quiero con todo mi corazón y es la bebé de la casa!


Cariños!

3 comentarios:

  1. Oye, se ve tan regalona, seguro que tú le tejiste esa mantita...jajaja. Quien pudiera ser gato para flojear así. Yo ahora trabajando para mañana, esto de ser profe, puro planificar.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Qué comes que adivinas?! jaja sí se la tejí yo y es dormilona pero también juguetona ya que es relativamente "nuevita", tiene 2 añitos.
    Ni me digas de la pega del profe, nos parecemos al pulpo Paul! jaja
    Cariños

    ResponderEliminar